LAS COLONIAS


Había una vez unas amigas que siempre iban juntas. Un día fueron de colonias a la playa y estuvieron jugando un buen rato. Como hacia mucho calor decidieron ir al agua a refrescarse. Una vez tumbadas en la toalla, apareció una sirena y de la mano las llevó al fondo del mar. ¡Podían respirar debajo del agua, era alucinante!
Un animalito correteaba entre los pies ¡Qué cosquillas! Era un caballito de mar. Preguntaron:
-¿Cómo te llamas?
Y él dijo Martín.
Estaban tan contentas que gritaban tanto que de los gritos se despertaron tumbadas en la toalla. ¡TODO FUE UN SUEÑO!  

Eva Gómez
Aridadna Sánchez