EL ROMPECABEZAS Y LOS FANTASMAS DE LA ÓPERA

Había una  vez un rompecabezas y unos fantasmas, que vivían en una opera.
Un día a los fantasmas les apeteció ir a hacer el gamberro a la casa del rompecabezas. El rompecabezas se asustó mucho y echo a correr con el teléfono marcando el número de la policía. La policía de repente apareció delante de todos los fantasmas.  De repente el rompecabezas preguntó que cómo llegó tan rápido a su casa.
El policía respondió:
-los científicos nos han ayudado a hacer una poción tele transportadora.
El policía espanto a todos los fantasmas y nunca jamás volvieron a esa casa.


Arnau Ramal