EXCURSION EN UN PUEBLECITO DE AFRICA



Había una vez dos niños llamados Blanca y Alberto. Se fueron a África con un avión y cuando llegaron  al aeropuerto,  vieron  desde la ventana que la pista  era muy pequeña y  tenían  un poco de miedo porque  creían que se iban al agua. Pero como tenían un gran piloto el aterrizaje  fue perfecto.
Bajaron del avión con dos pesadas maletas donde llevaban: medicamentos y alimentos para la gente pobre de África. Les estaba esperando un autobús todoterreno, para llevarlos a un pequeño pueblecito de África. Blanca estaba muy preocupada por la gente que veía por el camino.
Cuando paro el autobús bajaron y la gente les venían a Blanca y Alberto a pedir comida y ellos le dieron lo que pudieron, ya que iban a un pueblo de África, sobre todo la idea era ayudar a los pequeños y a los más malitos de todos. Como su madre era médico y les había enseñado un poco.
Pasaron malos ratos y buenos ratos y sobretodo les gustaba jugar con los niños de allí. Pasaron varios días y tenían que hacer las maletas porque al día siguiente se tenía que ir.
Cogieron el autobús y se fueron al aeropuerto y todo el camino del avión fueron escribiendo sus mejores momentos de allí.
Cuando llegaron a casa  se  prepararon y por la mañana fueron al pueblo a comprar algo y miraron lo que habían escrito. Volvieron a África  pero esta vez  no fueron solos también fueron con su padre llamado José  y también venían sus amigos.
Y  se quedaron allí para siempre.

Hector Holgado