EL PERRO Y EL HOMBRE INDERROTABLE

Había una vez un  perro y un hombre llamado Felipe. El perro tenía el pelo de color negro. Había una vez un dragón llamado Gotilla. El dragón lanzaba   llamas rojas y marrones y  Felipe  fue y le derrotó cuando estaba dormido y se levantó con una potencia increíble hablé al final se cayó como si no hubiera un mañana. Así que fueron felices y comieron perdices.

Adrián Fernández