LA CASA ENCANTADA

Había una vez una niña que se llamaba Maika . Hoy se mudaban y estaba muy emocionada.
Cuando iba al colegio vio una niña que iba encadenada todo el cuerpo. Tenía el pelo verde y un  perro que le salía de la boca y  baba de color negro. Iba hacia su casa y la niña le siguió. Iba a una casa donde no tocaba el sol y por eso estaba muy oscuro. La niña se convirtió en un monstruo para asustar a Maika.  Maika se asustó y se fue con su familia a otro pueblo. Aquí no acaba la historia, no . Porque otra niña se muda a ese  pueblo de la casa encantada.

Colorín colorado esta historia aún no se ha acabado.

Carla Rosa