LA PRINCESA Y KORAL

Había una vez una princesa muy hermosa de 7 años  llamada Luna con el cabello muy largo, ojos de color marrón y unas largas pestañas que vivía en un castillo con sus padres. El rey Luis muy alto y amoroso, la reina Cristal muy bonita con el cabello largo como su hija y además le gustaba mucho sonreír, también vivía con su guapísima Koral, su mascota, una conejita negra pequeña que le habían regalado por sus buenas notas.
A la princesa Luna le gustaba leer y las fresas con nata. La princesa Luna quería muchísimo a Koral y su conejita también saltaba de alegría cuando escuchaba a Luna y la princesa la alzaba en sus brazos, y la llevaba de paseo.
Una tarde mientras Luna jugaba con su querida Koral ocurrió algo terrible. De repente Koral empezó a saltar sin parar y se quedó muy quieta. El rey y la reina intentaron consolar a Luna porque estaba muy triste por la pérdida de Koral.
Pasaron los dias y la princesa Luna se sentia mejor y una mañana recibió una gran sorpresa , le regalaron un nuevo conejito marrón claro y blanco al que tomó mucho cariño.

Koral seguirá siempre en su corazón, pero ahora disfruta de su nueva mascota.

Laia Alvarez