MI PRIMERA MASCOTA

Yo siempre he querido tener una mascota, pero mis padres me decían que no pero un día me regalaron un hámster. Era mi cumpleaños, el 20 de noviembre. Mis padres me regalaron un hámster y no me lo esperaba. El hámster se llamaba Jerry y a mi hermana le daba miedo. A mí me encantó.
Iban pasando los días y Jerry no paraba de crecer, de una semana a otra yo le veía más grande. Era muy juguetón y le cogimos mucho cariño, menos mi hermana, a ella no le gustaba nada tener a Jerry en casa.
Un día le sacamos de la jaula para limpiarla y Jerry se escapó y mi madre y yo íbamos detrás de él para buscarlo, corría mucho y le perdimos. No  parábamos de buscarlo por casa. Mi hermana no sabía que se había escapado.

Al final, le encontramos en la cocina, lo metimos en la jaula y no le dijimos nada a mi hermana.

Alba Montcusí